Documento de trabajo sobre identidad del quinto Encuentro


Declaración Identidad del tercer Encuentro
Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa (RCADE)


Presentación

Finalizado el proceso de la Consulta Social por la abolición de la deuda externa, los y las componentes de la Red Ciudadana, consideramos que corresponde una valoración del camino recorrido, incorporando todos los elementos y aportaciones recogidos de tan enriquecedora experiencia. Del análisis realizado, surge la necesidad de que este Tercer Encuentro profundice su identidad social y política para consolidar su perfil de movimiento independiente. Es por ello que acuerda por consenso en este Tercer Encuentro, las siguientes conclusiones:

La Red es democrática, horizontal, plural, abierta, apartidista y aconfesional. También vemos la necesidad de que la Red se posicione a nivel social, político y económico en los temas que se traten en cada momento, campañas, etc.

La Red es un movimiento social, una corriente ciudadana. Por esto es fundamental el tejido social de la misma. También es fundamental el preocuparse por mantener y aumentar ese tejido social, es decir, cuidar la Red.
En este sentido, la Red es una red política. Pero no política referente a los partidos, ya que es apartidista, sino política desde el punto de vista de las ciudadanas y de los ciudadanos: la gente se preocupa por los problemas, se posiciona sobre ellos y actúa para remediarlos o exigir que se remedien.

Hemos tratado profundamente si la Red debe limitarse a la deuda externa o tiene más trascendencia. Hubo consenso en que la Red trasciende el problema de la deuda externa. Es decir, a la vez que se trabaja por la abolición de la deuda, se debe trabajar en más aspectos. De hecho, el problema de la deuda no es un fallo del sistema, sino un producto del mismo, por lo que para atajar el problema de la deuda se ve completamente necesario promover un cambio de estructuras. Si la deuda es abolida pero no se cambian las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales, el problema se volverá a reproducir. Así, la abolición de la deuda lleva implícito un cambio de estructuras. El cambio de estructuras incluye el cambio personal, el cambio de nuestra vida, de nuestras motivaciones. Ser coherentes con nosotros mismos y con nosotras mismas. "Vivir como pensamos, si no, acabaremos pensando como vivimos."

La Red lucha contra la pobreza e injusticia en sus orígenes, es decir, las estructuras, y no detenerse en sus efectos. Todo esto incluye que nuestra lucha está también aquí, en los países ricos, cosa que olvidamos a menudo, y en concreto, en el nuestro. Está claro que hay interdependencia entre las causas que generan la pobreza en los países empobrecidos y las que la generan aquí.
La Red en sí misma es una crítica del funcionamiento de las instituciones y organizaciones actuales y la búsqueda de un sistema alternativo para un mundo justo y solidario.

Somos parte de los movimientos sociales internacionales en la lucha contra la exclusión.

La Red es algo nuevo y es fruto de un cúmulo de experiencias anteriores. La Red es dinámica y reconfigurable por sus miembros.

El problema grave y de fondo del sistema actual es que pone por delante a la economía antes que a la persona. Este es uno de los puntos por los que la Red lucha hasta que cambie el mismo, siendo la propia Red una práctica alternativa en este sentido.

La Red se mantiene independiente del sistema político de partidos. Si estamos criticando las democracias actuales, no podemos caer en su juego. Debemos evitar que nos manipulen o nos utilicen para fines partidistas.

La acción de la Red por la democracia participativa es parte de su esencia y es una de las formas de lucha por el cambio de estructuras.

La Red, vista la experiencia vivida en la Consulta Social del 12 de Marzo en cuanto a prohibiciones y acciones represivas, expresa que su referencia es la justicia, no la legalidad. De hecho, hay leyes actuales que son manifiestamente injustas. Por ello, reconoce la validez de las formas de desobediencia civil, objeción de conciencia u otras que oportunamente se consideren como medios para poner de manifiesto las injusticias.

La Red es un movimiento que fomenta la participación activa de las personas. De hecho, es un movimiento horizontal, sin jerarquías, y en el que las bases son la parte fundamental. La Consulta Social ha sido una demostración práctica de la metodología organizativa, participativa y de acción que define la identidad de la Red.

Reconocemos que forman la Red todas las personas que de una manera u otra trabajan y participan en la Red y en sus acciones. Es una Red de PERSONAS, territorial y socialmente enrraizadas.

La formación es fundamental para una verdadera democracia. También el derecho a estar informados. Por ello, promueve todas las formas de comunicación alternativas que no dependan de los grandes intereses económicos o de sus grupos afines. Cuanta más y mejor formación e información tengamos, mas difícil será que nos manipulen y mas capacitados estaremos para denunciar y hacer propuestas alternativas.

El origen y razón de ser de la Red es la lucha contra la exclusión política, económica y social. Por esto, la Red incorpora todas las cuestiones que nacen de la aplicación de políticas económicas y sociales que provocan constantemente la injusticia y la desigualdad entre las personas y los pueblos.

Este Tercer Encuentro Estatal acordó definir y denominar la Red en concordancia con este texto de identidad.

(En tal sentido, se abre un proceso ampliamente participativo en toda la Red, contando con sus nodos, para proponer, fundamentar y debatir en el Cuarto Encuentro, diversas denominaciones en función de la identidad consensuada.)

Reconocemos que la fuerza del cambio que intentamos está en cada una de nosotras y de nosotros, en nuestra pasión, nuestra voluntad, nuestro compromiso y nuestra coherencia.

"Por un mundo donde quepan todos los mundos".


TERCER ENCUENTRO ESTATAL DE LA RCADE
Barcelona, 30 de Abril de 2000