Presentación de la RCADE

Identidad

Estructura

Nodos

Nodo estatal

Encuentros estatales

 

¿Quiénes somos?
La Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa (RCADE) agrupa a las redes y plataformas locales que hicieron posible la Consulta Social en casi 500 localidades del Estado Español, a cientos de organizaciones sociales que se comprometieron en esa causa y a todos los ciudadanos y ciudadanas que quieren colaborar con sus objetivos y su actividad. Surge en 1999 con el objetivo de llevar a cabo una consulta popular sobre la abolición de la Deuda Externa, coincidiendo con las elecciones generales que se celebraron el 12 de Marzo del 2000 en nuestro país.

¿Qué somos?
La Red es un movimiento social, una corriente ciudadana que fomenta la participación activa de las personas. De hecho, es un movimiento horizontal, sin jerarquías, y en el que las bases son la parte fundamental. La Consulta Social ha sido una demostración práctica de la metodología organizativa, participativa y de acción que define su identidad. La Red es una red política, democrática, horizontal, plural, abierta, apartidista y aconfesional. Política desde el punto de vista de las ciudadanas y de los ciudadanos: la gente que se preocupa por los problemas, se posiciona sobre ellos y actúa para remediarlos o exigir que se remedien.
La Red trasciende el problema de la deuda externa. La deuda no es un fallo del sistema, sino un producto del mismo, por lo que para atajar el problema de la deuda se ve completamente necesario promover un cambio de estructuras. Si la deuda es abolida pero no se cambian las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales, el problema se volverá a reproducir. El cambio de estructuras incluye el cambio personal, el cambio de nuestra vida, de nuestras motivaciones. Ser coherentes con nosotros mismos y con nosotras mismas.
Luchamos contra la pobreza e injusticia en sus orígenes, es decir, las estructuras, y no nos detenemos en sus efectos. Todo esto incluye que nuestra lucha está también aquí, en los países ricos, y en concreto, en el nuestro. Está claro que hay interdependencia entre las causas que generan la pobreza en los países empobrecidos y las que la generan aquí. La acción de la Red por la democracia participativa es parte de su esencia y es una de las formas de lucha por el cambio de estructuras. Vista la experiencia vivida en la Consulta Social del 12 de Marzo en cuanto a prohibiciones y acciones represivas, expresa que su referencia es la justicia, no la legalidad. Por ello, reconoce la validez de las formas de desobediencia civil, objeción de conciencia u otras que oportunamente se consideren como medios para poner de manifiesto las injusticias.

¿Cuáles han sido nuestras actuaciones?
Entre las prioridades de la RCADE están el fomento de la democracia participativa. La consulta popular no es tan sólo un medio para llevar a cabo nuestras denuncias, sino un fin en sí mismo, ya que consideramos vital que los pueblos puedan manifestarse al margen de las actuales estructuras políticas, si queremos que se produzca una verdadera regeneración democrática en nuestras sociedades.
Con este espíritu, y con el objetivo de sensibilizar sobre una de las injusticias más aberrantes que asolan nuestro planeta, la Deuda Externa, llevamos a cabo una consulta popular de forma paralela, y en contra de las autoridades electorales, el mismo día en que se celebraban elecciones al Parlamento del Estado Español. Las tres preguntas que se plantearon a los votantes fueron:

1. ¿Está usted a favor de que el gobierno del Estado Español cancele totalmente la deuda externa que mantienen con él los países empobrecidos?

2. ¿Está usted a favor de que el importe del pago anual de la deuda cancelada se destine por la población de los países empobrecidos a su propio desarrollo?

3. ¿Está usted a favor de que los tribunales investiguen el enriquecimiento ilícito que los poderosos del Norte y del Sur vienen realizando con los fondos prestados, y que esas cantidades sean devueltas a sus pueblos?

La Consulta Social se llevó a cabo finalmente en 458 localidades de las 489 en las que estaba prevista. Las fuerzas de seguridad se mostraron muy hostiles a su realización por orden de las autoridades gubernativas. Se prohibió expresamente la realización de este ejercicio democrático, se intimidó y se reprimió su desarrollo el día 12 de marzo, se llegaron a confiscar urnas e incluso se produjeron detenidos. No obstante, la Consulta Popular fue un éxito de movilización, sensibilización, y sobre todo, demostró que contamos con un enorme potencial de apoyo social. Estas son algunas cifras que resumen mejor lo acontecido y el posicionamiento de la sociedad española en relación a la Consulta y al tema de la Deuda Externa:

· Más de un millón de personas depositaron su voto, entre ellas 16.000 inmigrantes con documentación de residencia o sin ella, a pesar de que muchas de las mesas electorales fueron levantadas por fuerzas policiales.

· Más de un 97% de los votos emitidos contestaron afirmativamente a las tres preguntas reseñadas.

· La realización de la consulta involucró a más de 20.000 personas · Más de 1.400 colectivos ciudadanos apoyaron la consulta desde ámbitos locales, regionales y estatales.

· La Consulta llegó a cubrir el 48,8% del censo electoral y a 37 de las 52 capitales de provincia.

¿Qué proponemos? ¿Cómo podemos ayudarnos?
En el III Encuentro de la Red Ciudadana se acordó seguir trabajando por la abolición de la Deuda Externa, el impulso de la democracia participativa, y la denuncia de las causas estructurales de la pobreza y de la exclusión. En concreto, la Red Ciudadana asume como propias las convocatorias movilizaciones alternativas a las del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional de Praga (septiembre 2000), y la que celebrará en Madrid el grupo consultivo para la reconstrucción y transformación de Centroamérica (enero 2000). Así mismo, respaldamos la Marcha Mundial de las Mujeres y la campaña de ATTAC por la Tasa Tobin y el control de la Organización Mundial del Comercio.
Creemos que los movimientos sociales de todo el mundo debemos conocernos y trabajar con el objetivo de compartir experiencias, fortalecer la sociedad civil mediante la realización de alianzas y convocatorias conjuntas, llevar a cabo propuestas alternativas a las que dictan los amos de la globalización deshumanizante y fomentar el desarrollo de redes de información y debate al margen de los poderes mediáticos e intelectuales "oficiales". Así mismo, los movimientos sociales tenemos la obligación, desde la diversidad y el respeto a las visiones culturales indígenas, de construir alternativas sociales basadas en la solidaridad, los derechos humanos y el desarrollo autónomo en armonía con nuestro entorno natural; debemos luchar conjuntamente contra cualquier exclusión social, étnica, contra la feminización de la pobreza, y en general, contra la injusticia y la opresión que estimula el proceso de globalización financiera al servicio del gran capital y de las poderosas y totalitarias multinacionales. Es por ello que:

· Invitamos a todas las organizaciones sociales, en especial de la Unión Europea, a la celebración de una Consulta Popular coincidiendo con las próximas elecciones al Parlamento europeo sobre el tema de la abolición de la Deuda Externa, con objeto de reivindicar la solidaridad internacional y promover la democratización de nuestras sociedades. La experiencia en España ha puesto de relieve el entusiasmo popular que suscita este ejercicio de democracia, el desarrollo de y fortalecimiento del tejido social, y así mismo sirve para poner de manifiesto en la propia calle, y a la vista de toda la ciudadanía, los verdaderos intereses de nuestros políticos y la instrumentalización en su beneficio de la represión policial.

· Proponemos a todos los movimientos sociales que trabajemos por celebrar una Consulta Popular Mundial sobre temas relacionados con la Deuda Externa y las políticas de los grandes poderes financieros, en particular el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial del Comercio.

· Con el objeto de potenciar el intercambio de experiencias y fortalecer el movimiento social que, a escala planetaria, se opone al proyecto de globalización especulativa e inhumana, agradeceríamos que nos informaseis acerca de vuestra organización, vuestros planteamientos y métodos de actuación, convocatorias, publicaciones, y cualquier otro acto o material que juzguéis interesante.
Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa